El divorcio es una decisión dura que impacta en todos los aspectos de una persona.  El cierre de una etapa de la vida supone, en sí mismo, un gran desafío emocional; pero, además, el divorcio implica numerosos asuntos prácticos que se deben resolver.

Por ejemplo, si la pareja tiene hijos menores de edad, se debe resolver el régimen de custodia: con quién vivirán y qué derechos de visita tendrá el padre no custodio. También se deberán determinar los aspectos económicos: la división de los bienes del matrimonio y la manutención conyugal y de los hijos.

Es muy importante que en este momento crítico, donde se definirán sus condiciones económicas de aquí en adelante (y en caso de tener hijos, su relación con ellos), usted tenga el respaldo y asesoramiento de un abogado en Florida que se asegure que sus derechos sean defendidos.

La resolución del divorcio puede seguir dos caminos: la negociación de un acuerdo, o  el proceso legal de un divorcio disputado.

La negociación de un acuerdo consiste en reunirse con la otra parte para determinar cuáles son las pretensiones que tiene cada una, e intentar acercar las posiciones hasta alcanzar condiciones aceptables para ambos.  Esta solución resulta más breve y menos costosa, tanto en lo económico como emocional, que atravesar todo el proceso de un divorcio disputado.  Sin embargo, es muy difícil para los cónyuges sentarse a negociar uno con el otro en plena ruptura, lo que puede generar fricción u hostilidad que resulten en la pérdida de oportunidades para alcanzar un acuerdo. Por eso es importante que la negociación la lleve adelante un abogado, quien no sólo tiene objetividad emocional en la situación, sino que tiene el conocimiento de los derechos y obligaciones de cada parte, está acostumbrado a negociar, y tiene experiencia en casos similares. El abogado le aconsejará y hará todo lo posible para conseguir el mejor acuerdo posible.

Cuando no es posible llegar a un acuerdo en todos los temas claves que conforme a ambas partes, se trata de un divorcio disputado. Esto significa que el caso se presentará en la Corte y será el Juez quien, luego de analizar las presentaciones y evidencia de las partes, decidirá sobre los aspectos claves de la separación.

Este proceso es generalmente más largo y complicado, y puede involucrar la producción de documentos e información financiera y confidencial, y la decisión final sería determinada por una persona sin interés en el divorcio: el Juez.  También puede haber pedidos de manutención temporal, que pueden ser inmediatos y continuar hasta que termine el divorcio.

Son pocos los casos de divorcio que llegan a juicio.  En la mayoría de los casos, las partes llegan a un acuerdo en alguna etapa del largo proceso mencionado anteriormente a través de los esfuerzos de los profesionales de ambas partes, mediadores o el Juez, o como decisión estratégica ante la eventualidad de un resultado perjudicial en el juicio.

Cada paso anterior puede condicionarle más adelante.  Por eso es fundamental que, si está pensando en la posibilidad del divorcio, o ya ha tomado la decisión, consulte cuanto antes con un abogado de divorcio en Florida que le asesore sobre las leyes que se apliquen a su caso particular.

Si usted necesita los servicios de abogados de divorcio en Florida, o tiene cualquier pregunta sobre algún asunto legal, Apfelbaum Law lo puede asesorar.
Contacte Apfelbaum Law para una consulta y para ayudarlo a sentar las bases de una nueva etapa de su vida, de la forma más eficiente y menos traumática posible, para usted y sus seres queridos.

Últimas noticias y actualizaciones

Hablamos Ingles y Español